Braingell Radio

jueves, 5 de mayo de 2011

Ernesto Sabato

http://www.taringa.net/posts/info/10145980/100-Anos-de-Ernesto-Sabato---Homenaje.html


100 Años de Ernesto Sabato - Homenaje





































142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.13546070155



Aclaración:




Ernesto Sábato cumple 100 años de vida el día 24 de junio de este año. Mi idea es que desde hoy hasta esa fecha agregar más y más material de Ernesto para disfrute de todos.




Por Que hacer esto que hago?





Ernesto Sábato entro a mi vida hace ya casi 10 años, yo estaba terminando el secundario cuando de una manera muy extraña y por una historia muy larga que no voy a contar acá Sábato entro en mi vida, digo que el entro porque sencillamente yo no lo estaba buscando.

Para mí; Ernesto Sábato fue una gran compañía en mis momentos de soledad, alegría y tristeza, quizás yo con este escritor comparta mas pensamientos e ideas que con cualquiera de mis familiares y amigos.




Les cuento una anécdota personal.





Yo tenía entre 22 y 23 años cuando encontré el teléfono de Ernesto, como lo encontré? lo busque en la guía, bueno la verdad es que lo encontró mi primo, cuando le pedí que busque el teléfono de Ernesto Sábato en un Cd que tenía el con todos los teléfonos y direcciones del país.

la cuestión es que una tarde me decidí por llamarlo, tome coraje y dije, "lo llamo" y lo hice, nunca supe bien el motivo de mi llamada, el por qué estaba haciendo aquello, pero lo hice, me atendió una mujer, supongo que era aquella mujer que él suele nombrar ensus ensayos y entrevistas, esa mujer que lo cuida desde la muerte de su esposa, pregunte si era la casa de Sábato, "si" me respondieron, y yo pregunte si era la casa de Ernesto Sábato, si me volvió a responder aquella mujer.
A mí me temblaban las manos, estaba más nervioso que nunca en mi vida, no sabía que decirle, así que le dije si me podía dar su dirección para escribirle una carta al maestro, ella respondió que sí, me dijo amablemente la dirección y se termino la charla.

Escribí quizás unas 20 veces esa carta, y nunca la mande, jamás me anime a mandarle una carta a Ernesto Sábato.








Ernesto Sábato - Bibliografía


















































Historieta - Informe Sobre Ciegos







Ernesto Sabato





Autor: Alberto Breccia (Guión adaptado del relato de Ernesto Sabato, incluido en Sobre heroes y tumbas).
Género: Surrealismo.
Publicación: 1993.
Volúmenes: 1.





Pelicula - El Poder de las Tinieblas (1979) [Mario Sábato]







Año: 1979
Formato: .AVI
Duración: 1h 29m
Imagen: 608 x 460
Genero: Suspenso
Director: Mario Sábato




Sinopsis: La película es una versión libre del capítulo"Informe sobre ciegos" del libro "Sobre heroes y tumbas" de Ernesto Sábato, padre del director.
Todo transcurre en las calles porteñas, en las que Fernando Olmos (Sergio Renán) sufre las persecuciones, de lo que él asugura es una secta conformada por los ciegos. Todo bajo un tinte oscuro, un particular mensaje sobre lo que atravesaba la Argentina entonces.
















TODOS LOS CREDITOS DE ESTA PELICULA SON PARA EL USUARIO @ezzequiel0 EL ES QUIEN SUBIO LA PELICULA Y POSTEO EN T!.







El Túnel de Ernesto Sabato Película 1987







"Aunque la producción de este film es española, la presencia de los chilenos en él es notoria. Su productor es Antonio Feliú y los guionistas son el periodista Carlos Alberto Cornejo y José A. Mabien Drowe, quienes se basaron en la famosa obra homónima del escritor argentino Ernesto Sábato. Asimismo, destaca la música de Augusto Alguero Jr. La historia -ambientada en el Buenos Aires de los años 40- se centra en Juan Pablo (Weller), un pintor de éxito, quien está fascinado y absorbido por la extravagante belleza de una joven mujer (Seymour), la que persigue y acosa por las calles de la ciudad, estableciendo una relación enfermiza, que va creciendo hasta transformarlos en esclavos de su propia locura. Ellos están atrapados en un túnel donde la pasión puede llegar al crimen."











DESCARGAR















Fuente de esta pelicula.Aca

Ernesto Sábato - Entrevista































Ernesto Sábato - Entrevista























Ernesto Sábato - Entrevista































Ernesto Sábato y Eduardo Falú Romance de la muerte de Juan Lavalle














Ernesto Sábato - Pinturas

















Ernesto Sábato - Citas




































Consejos de E.Sábato a un joven escritor






“Es entonces cuando además del talento o del genio necesitarás de otros atributos espirituales: el coraje para decir tu verdad, la tenacidad para seguir adelante, una curiosa mezcla de fe en lo que tienes que decir y de reiterado descreimiento en tus fuerzas, una combinación de modestia ante los gigantes y de arrogancia ante los imbéciles, una necesidad de afecto y una valentía para estar solo, para rehuir la tentación pero también el peligro de los grupitos, de las galerías de espejos. En esos instantes te ayudará el recuerdo de los que escribieron solos: en un barco, como melville, en una selva, como Hemingway, en un pueblito como Faulkner. Si estás dispuesto a sufrir, a desgarrarte, a soportar la mezquindad y la malevolencia, la incomprensión y la estupidez, el resentimiento y la infinita soledad, entonces sí, querido B., estás preparado para dar tu testimonio. Pero, para colmo, nadie te podrá garantizar lo porvenir, porvenir que en cualquier caso es triste: si fracasás, porque el fracaso es siempre penoso y, en el artista, trágico; si triunfás, porque el triunfo es una especie de vulgaridad, una suma de malentendidos, un manoseo; convirtiéndose en esa asquerosidad que se llama un hombre público, y con derecho (¿con derecho?). Un chico, como vos mismo erasal comienzo, te podrá escupir. Y también deberás aguantar esa injusticia, agachar el lomo y seguir produciendo tu obra, como quien levanta una estatua en un chiquero.

Leé a Pavese: “ Haberte vaciado por entero de vos mismo, porque no sólo has descargado lo que sabés de vos mismo sino también lo que sospechás y suponés, así como tus estremecimientos, tus fantasías, tu vida inconsciente. Y haberlo hecho con sostenida fatiga y tensión, con cautela y temblor, con descubrimientos y fracasos. Haberlo hecho de modo que toda tu vida se concentrar en este punto, y advertir que es como nada si no lo acoge y da calor un signo humano, una palabra, una presencia. Y morir de frío, hablar en el desierto, estar solo día y noche como un muerto.”

Pero sí, oirás de pronto esa palabra – como ahora, donde esté Pavese oye la nuestra -, sentirás la anhelada presencia, el esperado signo de un ser que desde otra isla oye tus gritos, alguien que entenderá tus gestos, que será capaz de descifrar tu clave. Y entonces tendrás fuerzas para seguir adelante, por un momento no sentirás el gruñido de los cerdos. Aunque sea por un fugitivo instante, sentirás la eternidad. “






CONADEP. Entrega del Informe Final









HASTA EL MINUTO 6:30 EL VIEDO NO TIENE SONIDO




24 de junio de 1911 - 30 de abril de 2011


Ernesto Sábato

(Rojas, Argentina, 1911 - Santos Lugares, 2011) Escritor argentino. Ernesto Sábato se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde había ido becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie. Allí trabó amistad con los escritores y pintores del movimiento surrealista, en especial con André Breton, quien alentó la vocación literaria de Sábato. En París comenzó a escribir su primera novela, La fuente muda, de la que sólo publicaría un fragmento en la revista Sur.


Ernesto Sábato

En 1945, de regreso en Argentina, comenzó a dictar clases en la Universidad Nacional de La Plata, pero se vio obligado a abandonar la enseñanza tras perder su cátedra a causa de unos artículos que escribió contra Perón. Aquel mismo año publicó su ensayoUno y el Universo (1945), en el que criticaba el reduccionismo en el que desembocaba el enfoque científico. El ensayo prefiguraba buena parte de los rasgos fundamentales de su producción: brillantez expositiva, introspección, psicologismo y cierta grandilocuencia retórica.

Su carrera literaria estuvo influida desde el principio por el experimentalismo y por el alto contenido intelectual de sus obras, marcadas por una problemática de raíz existencialista. Así, El túnel(1948) ahonda en las contradicciones e imposibilidades del amor, mientras que Sobre héroes y tumbas (1962) presenta una estructura más compleja, en que los diversos niveles de la narración enlazan vivencias personales del autor y episodios de la historia argentina en una reflexión caracterizada por un creciente pesimismo. Ambas novelas tuvieron gran repercusión y situaron a Sábato entre los grandes novelistas latinoamericanos del siglo.

El Túnel fue rápidamente traducida a diversos idiomas y llevada al cine. La narración tiene indudable originalidad y valores psicológicos relevantes: la confesión de Castel, que ha cometido un crimen, enfrenta al hombre de hoy con una sociedad desquiciada y resalta los contrastes con pincel agudo y lleno de color. El estilo está en consonancia con el tema, dentro de un desequilibrado equilibrio.

Sobre héroes y tumbas (aunque publicada en 1962, la edición definitiva es de 1966) es su obra más ambiciosa. La compleja construcción de esta novela, y los diversos registros del habla rioplatense que el autor plasma en ella se alejan tanto del tecnicismo formal como de la dispersión. La pericia narrativa de Sábato consiste, justamente, en hacer pasar desapercibidas para el lector las evidentes dificultades compositivas que supone la historia de la joven Alejandra y, a través de ella, la del país. Destaca sobre todo el capítulo titulado "Informe sobre ciegos", que puede ser leído, como de hecho lo fue, con entera autonomía.

Sobre héroes y tumbas obtuvo un éxito de público impresionante, que acabó por convertir a su autor en una autoridad moral dentro de la sociedad argentina, una suerte de formador de opinión que, por paradójico que parezca, al asumir ese papel se fue alejando progresivamente de la actividad literaria. Su tercera novela, Abaddón el exterminador (1974), se centra en torno a consideraciones sobre la sociedad contemporánea y sobre el pueblo argentino, su condición «babilónica» y su presente, que adquieren en la novela una dimensión surreal, en que se funden realidad y ficción en una visión apocalíptica.

A partir de la década de 1970, más que un escritor, Sábato representó una conciencia moral que actuaba como un llamado de alerta frente a una época que él no dudó en calificar de "sombría". Esa identificación entre Sábato y la autoridad ética quedó muy reforzada por su labor como presidente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), para la que fue designado en 1983 por el entonces presidente de la República, Raúl Alfonsín. Los años que dedicó a investigar "el infierno" de la represión durante el anterior gobierno militar, según sus propias palabras, no le dejaron aliento ni espacio para la literatura. La conclusiones de la comisión quedaron recogidas en el llamado Informe Sábato. En 1984 fue galardonado con el Premio Cervantes.

La obra de Sábato, que ha sido prestigiada con numerosos premios internacionales y difundida en múltiples traducciones, incluye además multitud de ensayos como Hombres y engranajes (1951), El escritor y sus fantasmas (1963), El otro rostro del peronismo (1956), Tango: discusión y clave (1963), La cultura en la encrucijada nacional (1973), Tres aproximaciones a la literatura de nuestro tiempo(1974), Apologías y rechazos (1979), Antes del fin(1998) y La resistencia (2000). Aquejado de un grave problema de visión, se dedicó además a la pintura, otra de sus pasiones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada